8 de agosto de 2011

El día del Ñoño

Y así terminó otro día del niño. Esta fiesta es curiosa, Desde un mes antes comienzan a bombardearte de comerciales de juguetes y similares. Esto realmente se vuelve una segunda navidad. Los niños se vuelven locos con los juguetes. Las tiendas se evocan en prepararse para recibir a padres e hijos en la destructiva actividad que día a día compromete a todos los vendedores y promotores en esta cruzada.

Esta fecha igual significa mucho para mí. Hace un año atrás participé en este curioso ritual de compra de juguetes como promotor... fue una época curiosa ya que conocí a mucha gente muy agradable en esos días. Tanto vendedores de la tienda de Paris como promotores y promotoras de las otras marcas. En esta época se aprende mucho, en ese entonces yo aprendí que cosas como Toy Story, Bakugan, Ben10 y otras cuantas más son cosas de moda. También descubrí que cosas como Barbies, Max Steel y Transformers son cosas que siguen de moda como siempre. Se aprende mucho a tratar con padres y niños que sueñan con su juguete favorito y no falta el padre que está dispuesto a gastar lo que sea para lograr la sonrisa de su tan adorado retoño.

Recuerdo que el juguete más impresionante y por lo mismo más caro era un pack de Buddy y Buzz, en tamaño real y totalmente iguales a los de la película (Toy Story). Lo curioso es que cuando uno de los dos muñecos hablaba, el otro le respondía. Era muy curiosa esta interacción. Lejos creo que era uno de las mejores opciones, pero lamentablemente la gracia costaba unos 80mil pesos en ese entonces.

Ahora, esta entretenida etapa de laburo fue una experiencia entretenida a pesar de lo agotadora que fue. Creo que en el fondo me gusta rescatar lo mejor de todo y esto igual tuvo sus puntos buenos. Pero esta fecha tiene otra significancia ya que al día siguiente del día del niño, comencé de trabajar los fines de semana en el actual trabajo donde estoy (si, cumplí un año) y aunque es solo un trabajo esporádico y la paga definitivamente no es buena. Me ha servido demasiado para poder pagar mis estudios. Gracias a esto he podido seguir conociendo gente, entre ellas a muy buenas amistades que nunca pensé encontrar y que me han ayudado mucho, sin querer, a superar ciertas cosas que me han sucedido y que en otras circunstancias no habría sabido que hacer y resulta que también en esta fecha, unas semanas antes, había comenzado a tener que asumir que ya no podría estar cerca de una persona muy importante para mí y con quien tenía armados muchos planes a futuro para vivir. Pero lo importante es entender que aunque los planes puedan desmoronarse, hay que saber levantarse y como se repite mucho por ahí, cuando se cierra una puerta, siempre está la ventana y por lo mismo no hay que perder las esperanzas. Pero creo que a pesar del tiempo, todavía es imposible tazar con claridad. Ya que hay cosas que ahora disfruto, pero también hay cosas que todavía extraño. A pesar de todo y a pesar de haber pasado todo este tiempo, todavía creo que sigo sin reales metas actualmente, pero eso no me deprime, ya que sé que solas llegaran como siempre han aparecido.

Creo que al final esta fecha puede significar muchas cosas, para muchos es solo una etapa de consumismo, para los niños es una etapa de felicidad, esa felicidad material que todo joven inocente disfruta. Para mí, una etapa de cambio, donde puedo crear una marca de un antes y un después, de una evolución obligada mezclada con nuevos horizontes que aunque todavía no puedo ver, sé que aparecerán tarde o temprano. Al menos sé que puedo decir con tranquilidad que a pesar de lo que pensé hace un año atrás, no estoy solo.

2 comentarios:

Histérica-mente dijo...

Solo es un tipo que vive en un mundo que no tiene caras, ni voces, ni gritos, ni amores que sufrir. Solo era Robinson Crusoe en su isla.

Por favor, no sea weón ni piense weás del tipo "a pesar de lo que pensé hace un año atrás, no estoy solo." Ud. no está solo, ni lo estuvo, ni lo estará.

Curiosamente, la gente que ud. menos cree que lo acompaña, es la que más cerca de ud. puede estar. ¿No me cree? Lo invito a comprobarlo.

Mitch... dijo...

es que a veces uno no ve las cosas claras cuando se mete en su propia burbuja... cuando te das cuenta hay un gran abanico de posibilidades y cosas y gent que no viste antes...